Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades RIAM

Noticias relacionadas con las actividades de la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades RIAM

Saturday, October 14, 2017

DERECHO Y MASCULINIDADES, INTERCAMBIO EN FLORENCIA.





Florencia, Italia (RIAM)-Las experiencias de trabajo entre la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades RIAM y La Unión Nacional de Juristas de Cuba se trasladaron hasta la Toscana, como parte del intercambio de estas con varias universidades y asociaciones jurídicas italianas. Estudiantes de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad de Florencia, recibieron la conferencia de Yamila González, Vicepresidenta de la UNJC y del Lic. Enmanuel George, Coordinador de la RIAM acerca de los nexos de las ciencias sociales en función de combatir inequidades. Explicaron la labor de organizaciones que en Cuba trabajan la incidencia nacional de género desde una plataforma conjunta, denominada PEGIN.

Giuseppe Vettori, Profesor Titular de dicha casa de estudios, expresó la importancia de estos enfoques multidisciplinarios para el sistema jurídico italiano y para la conducción de procesos relacionados al derecho civil, de familia y la mediación. El encuentro propició el intercambio en torno al tratamiento de situaciones comunes entre ambos países, tales como la violencia intrafamiliar y las familias homoparentales, entre otras.

La contribución de las masculinidades al derecho se evidenció desde su importancia para comprender los mandatos culturales patriarcales que generan desigualdades sociales. "El género contiene una visión integradora que no nos permite discriminar, o sea, nos convierte en mejores personas y la hora de desempeñar nuestro trabajo, en mejores profesionales", exclamó Enmanuel George al referirse a la necesidad de formación de los juristas en esta materia.

Esta oportunidad ha permitido la alianza con la Universidad de Florencia en materia de intercambio y trabajo colectivo sobre estos temas. Por otra parte, ha posibilitado que se conozca el trabajo en Cuba con esta visión integradora de saberes en función de la justicia social y la igualdad.

Labels: , ,

Monday, October 9, 2017

NI VENUS NI GLADIADORES. MASCULINIDADES Y DERECHO EN UNIVERSIDAD ROMANA.




Desde el quehacer de las masculinidades función de capacitar a juristas en materia de género, la Red Iberoamericana de Masculinidades y la Unión Nacional de Juristas de Cuba trasladaron sus experiencias a la Universidad LUISS de Roma, en Italia.
Estudiantes de la facultad de derecho y jóvenes integrantes del programa de intercambio intereuropeo Erasmus, recibieron la conferencia impartida por Yamila González y Enmanuel George, Vicepresidenta de la UNJC y Coordinador de proyectos de la RIAM, respectivamente. Dicha conferencia fue referida al tratamiento jurídico de la violencia a la mujer en Cuba, el sentido machista de la violencia intrafamiliar y el trabajo de prevención desde experiencias en nuestro país. Con ello se manifestaron otros ejemplos de fenómenos negativos globalizados, como discriminación, sexismo, xenofobia. Estos afectan sociedades diversas y requieren por tanto la acción desde múltiples ámbitos de incidencia para erradicarlas.
Hablar de equidad implica necesariamente el derecho, y a sensibilidad de profesionales de esta disciplina con respecto temáticas, significa una mejor estrategia para lograr cambios hacia la justicia y la igualdad.

Labels: ,

Sunday, October 1, 2017

Relatoría DE LA HABANA A CAGLIARI. EXPERIENCIAS DE INTERCAMBIO POR UNA CULTURA DE PAZ



En la foto Enmanuel George en la universidad italiana de Cagliari

Cagliari, Cerdeña, Italia (RIAM)-Tras la oportunidad de participar en el Curso de Posgrado de Mediación Internacional por la Paz celebrado en la universidad italiana de Cagliari, la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades y la Unión Nacional de Juristas de Cuba desarrollaron el curso "Género, Derecho, Masculinidades y Prevención de la violencia". El mismo fue impartido por Yamila González Ferrer, Vice Presidenta de dicha organización jurídica y Enmanuel George López, Coordinador de Proyectos de la RIAM, a mediadores y profesionales del derecho de la región sarda.
A través de la organización del Departamento de Juridisprudencia, del 27 al 29 de septiembre se debatió alrededor de temáticas como el carácter patriarcal del derecho, los nexos culturales entre Cuba e Italia a partir de la ideología machista y sobre la Convención de la Mujer (CEDAW) del que ambos países forman parte.
"Es una posibilidad inmejorable contar con las experiencias de trabajo en Cuba, para poder apreciar la necesidad de crear capacidades a los juristas y de cuanto nos falta en Cerdeña por desarrollar en esta materia", expresó en la presentación Carlo Pilia, profesor de Derecho de la Facultad de Economía, Juridisprudencia y Ciencias Políticas de la propia universidad y principal gestor del evento.
La temática de las masculinidades sustrajo interesantes comentarios, a raíz de la exposición de problemáticas como el sexismo, bullying, la paternidad irresponsable, la homofobia y la violencia en el deporte, por prácticas similares en este contexto mediterráneo. "Es muy importante que estos programas estén en las instituciones de educación" afirmó Gilberta Fuccio, educadora participante en el curso.
"Es incuestionable el alcance de la televisión y los medios de comunicación como formadores de nuestra conducta y por tanto, responsables de que reproduzcamos muchas actitudes discriminatorias y violentas" señaló George López, quien expuso las líneas de trabajo de las masculinidades en Cuba a través de materiales audiovisuales. "Si por el contrario, tuviéramos un apoyo mayor de las cadenas televisivas que multiplicaran criterios y valores positivos, tendríamos sociedades menos machistas", prosiguió.
La importancia de incorporar el enfoque de género en el derecho y la necesidad de subvertir estructuras y prácticas patriarcales, fundamentan el sentido de este tipo de cursos y la intención de quienes participan de ser agentes para el cambio hacia un mundo mejor.

Labels: , ,

Thursday, September 28, 2017

Mírame así…Habaneras y Guajiros”, de Servando Cabrera Moreno




El Museo Biblioteca Servando Cabrera Moreno (MBSCM) presentó, en el Edificio de Arte Cubano del Palacio de Bellas Artes, el libro “Mírame así, Habaneras y Guajiros”, de Servando Cabrera Moreno, publicado por la Casa Editorial Polymita de Guatemala.

El encuentro contó con la presencia de Gladys Collazo, Presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, y Jorge Fernández, Director del Museo Nacional de Bellas Artes. El Doctor en Ciencias Históricas Julio César González Pagés, quien actualmente se desempeña como Oficial Nacional de Programas de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), realizó la presentación del volumen calificado por él como un hermoso “caleidoscopio mágico”, que recoge la obra del afamado artista, quien sembró arte y cultura a través de sus creaciones, esta vez relacionadas con dos de sus series temáticas, las Habaneras y los Guajiros.

“Mírame así…”, de la autoría de Rosemary Rodríguez y Neida Peñalver Díaz, Sub Directora e Historiadora del MBSCM respectivamente, además de realizar un arduo y exhaustivo trabajo investigativo sobre los temas contenidos en el compendio, redactaron dos de los cuatro escritos, inéditos, que enriquecen la entrega: “Un hombre, una mujer, una ciudad” de la primera y “Habaneras y Guajiros: Arte de Resistencia” de la segunda, a los que se unen los titulados “Un artista de pasiones humanas” de Lourdes Álvarez Betancourt, Directora del MBSCM, y “Viaje con Servando” de la Doctora Graziella Pogolotti, quien expresó, refiriéndose a Servando, que “las hadas dejaron en su cuna dones preciosos”.

“Mírame así…”, dedicado a Martha Jiménez, amiga de Servando y protectora de su obra, aglutina a partir de colecciones públicas y de propietarios privados: deslumbrantes reproducciones fotográficas a color del artista del lente Julio Larramendi, que reproducen “retratos anónimos de mujeres que caminan con movimientos característicos”, devenidas en habaneras, que alcanzan tonos heroicos y épicos, e imágenes de “hombres transformados en personas vivas llenas de masculinidad, sexualidad y erotismo”, verdaderos rostros andrógenos de sus guajiros, así como fotografías de Rodolfo Martínez, Marcos O. Beltrán y otras procedentes de los archivos fotográficos del MBSCM y del Ministerio de Cultura.
En la foto las autoras con integrantes de la RIAM
“Mírame así…” nos ofrece el arte inquieto del paseante solitario alejado de los esquemas que fue Servando, la relación de masculinidad y feminidad que impregnó su estilo y, sobre todo, como él manifestara en una oportunidad, “la feliz realización de una coyuntura”.

Labels: , ,

Palabras de presentación de Julio César González Pagés al libro "Mírame así. Habaneras y guajiros de Servando Cabrera" de las autoras Neida Peñalver y Rosemary Rodríguez



Miércoles, 27 de septiembre.
Museo Nacional de Bellas Artes.
Hora: 3.00 p.m

Mirar desde los ojos y el arte de uno de los artistas plásticos más fecundos de esta nación es un verdadero privilegio. Servando Cabrera Moreno vivió poco e hizo mucho por mostrar un arte inquieto lleno de observaciones diversas para cualquier época de la vida de nuestro país. Las figuras protagónicas de la nueva iconografía revolucionaria con el pueblo y las masas populares emergen en sus lienzos con campesinos, mujeres jóvenes, milicianos y gentes sencillas que son mostradas como personas fuertes, sensuales, vigorosas y de una visualidad  exquisita.
Esta visualidad me acompaña en mi apartamento habanero  en forma de  torsos de hombres,  mujeres, y vitrales de colores que recuerda un calidoscopio mágico. Cuando comenzaba a trabajar los estudios de género hace 30 años atrás su arte me abrió muchas interrogantes del tratamiento que se le había dado a los hombres y mujeres en el periodo revolucionario.
En la obra de Servando  las mujeres alcanzan muchos  entornos  heroicos y épicos pero todos relacionados con una cubanía muy cercana a su patria más chica que fue la Habana y sus habaneras como mujeres comunes y vitales.
Los hombres representados en su obra con una amplia gama de  campesinos y milicianos son mostrados como personas vivas llenas de sensualidad y erotismo. Por esa razón en el año 2005 pedimos al Museo Servando Cabrera que nos cediera unas de las imágenes de su obra para el Primer foro de Masculinidades y Sexualidad que surgió en Cuba en el año 2005 en el Centro Nacional de Educación Sexual CENESEX que tuve el privilegio de coordinar.
Es ese mismo año una joven investigadora se integra a este grupo para trabajar las masculinidades y sexualidad de los hombres cubanos. Ella se llama Neida Peñalver Díaz que junto a Rosemary Rodríguez Cruz son las autoras que nos convocan hoy a la presentación del libro  "Mírame así. Habaneras y guajiros de Servando Cabrera"
Desde que tuve el privilegio de ser invitado a presentarlo y la oportunidad de leerlo me han dado muchos deseos de seguir leyendo y sabiendo sobre la obra de Cabrera Moreno. El libro es una especie de “Trampa” para que los lectores y lectoras quedemos atrapados para siempre en ese mundo que pudiera parecer específico pero que para nada lo es la obra de este artista.
La actual Directora del Museo, principal promotor de su obra, Lourdes Álvarez Betancourt abre las miradas de este viaje con una introducción  titulada “Un artista de pasiones humanas” donde nos ubica la obra y vida de Cabrera y su relación con una de las  temáticas del libro que son los “guajiros”. Ella define muy bien el recorrido de estos hombres cuando expresa:
“Su preocupación por temáticas sociales lo condujo posteriormente a representar carboneros, que en la década del 60 se convirtieron en guajiros, en milicianos, en macheteros. Incursiona luego en la violencia del expresionismo intenta exponer obras eróticas que no son  comprendidas ni aceptadas por varios años. Ante la realidad de esta larga censura vuelve a retomar la figura de rostros guerrilleros, “guajiros” y “habaneras” sin renunciar nunca a su producción erótica y homoerotica, hoy considerada su serie mas transcendente.”
Álvarez Betancourt define al artista como una figura aislada dentro de la plástica cubana, un paseante solitario alejado de los esquemas y generaciones preestablecidas para definir su obra.
Con los “Apuntes biográficos” la investigadora Claudia González Machado realiza una apretada síntesis del recorrido solitario de un hombre empeñado en reflejar las masas de una sociedad que apostaba hacia un hombre y una mujer nueva que chocaba de frente con su diversidad sensual y sexual. Notas, curriculares, exposiciones y su influencia como profesor en artistas como Nelson Domínguez, Choco, Tomas Sánchez, Garcia Peña y Frometa nos recuerdan que en su viaje sembró arte y artistas para las generaciones futuras de la plástica cubana más allá de las Injustas censuras, preceptos homofóbicos y  enfermedades cardiacas que apagaron su vida.
El “Viaje con Servando” de la ensayista y critica Graciela Pogolotti nos trae una nostalgia por una época de acercamiento entre las culturas del llamado campo socialista que en sus  palabras era más heterogéneo por tradición cultura e historia de lo que se pudieran imaginar.
De este viaje sale una de las facetas menos comentada de la vida de Servando como coleccionista y promotor del arte popular y sus artesanías que aparecen en este texto fotografiadas y resaltadas en una diversidad que habla de la curiosidad sin límites de este artista.
En una valoración de Pogolotti:
 “Al nacer Servando, las hadas dejaron junto a su cuna dones preciosos. El talento artístico, la capacidad de entregar su capacidad primordial y, sobre todo, lo que los franceses califican como grandeza del alma. Se mantuvo por encima de la mezquindad en su modo de valorar la obra de otros. Como sucede  por tradición milenaria entre músicos y artistas de la plástica -hombres de taller- , disfruto del placer de trasmitir sus conocimientos a las nuevas generaciones”
“Un hombre, una mujer, una ciudad”  de Rosemary Rodríguez Cruz nos lleva a Servando a la ciudad donde vivió y murió: La Habana. Sus vivencias humanas por calles y barrios populares como Obispo y Marianao explican su contacto directo con una población viva de hombres y mujeres
En opinión de Rodríguez Cruz a su ciudad natal dedicó una de sus más gustadas y controversiales series “Las habaneras” retratos anónimos de esas mujeres que habitan y caminan con un movimiento característico. Los nombres de calles en su obra nos llevan a un recorrido por Rastro, Basarrate, Campanario y muchas otras  más.
En la década del 70 la obra de Servando se llena de mujeres habaneras, al igual que los retratos de Flora de Portocarrero. Sin dudas que el contexto fue un motivo importante ya que esta década fue vital para el debate de los derechos de las mujeres cubanas reflejadas en el Código de Familia primer plan de igualdad de oportunidades aprobado en Hispanoamérica.
Retratos de su madre, tía y la inspiración de su obra en carteles del cine como el Retrato de Teresa, inmortalizado en la figura de la actriz Daysi Granados, dejan un paso humano real sobre personas y personajes que lo habitaron a él como en el siglo XIX lo hicieron otros retratistas.
Las habaneras y guajiros ¿arte de resistencia? de la investigadora e historiadora Neida Peñalver Díaz anuncian  su experticia de género al darle una visión propia de estas pesquisas donde la relación de lo femenino y masculino gana en protagonismo.
 Los guajiros de Servando son símbolos de esta masculinidad revolucionaria representadas por el mito del hombre nuevo que aunque cambio paradigmas sociales, fue víctima de una cultura machista que reproduce códigos discriminatorios.
Peñalver Díaz valora  que los estudios recientes de masculinidades reconocen el no cambio en los hombres en una especie de “liberación masculina” algo que si sucedió entre las mujeres. Neida afirma:
Pero sobre todo hay en  Servando un arte de contenido que no es casual, sino estudiado, y que evoluciono a través de sus diferentes facetas creativas. Los rostros andróginos de sus guajiros pueden resultar un desafío a esa normativa estética que se asocio en los años 70 a la masculinidad-por los menos en las interpretaciones formales. Puede ser también una manera de visibilizar la diversidad en su sentido más amplio: sexual, física, existencial. Hay quizás una mirada de futuro en ellos. Cabría preguntarse si el artista tuvo conciencia plena hasta donde llegarían los significados de su pintura.  
La presentación del libro  "Mírame así. Habaneras y guajiros de Servando Cabrera" nos convida a releer y ver nuevamente la obra del artista en un texto cuidadosamente presentado  con una selección de obras, fotos y textos de lujo.
Gracias a todas las personas que hicieron posible este sueño que es devolvernos a Servando Cabrera muy cerca de este sitio donde estamos caminado por la Calle Obispo mirando y soñando con habaneras y guajiros.

Muchas gracias

Julio César González Pagés
La Habana, 26 de septiembre del 2017

Labels: